Una perrita sufrió heridas luego de evitar que ladrones robaran en un taller mecánico

La perrita que evitó el robo.

Una perrita sufrió diversas lesiones luego de evitar que desconocidos robaran herramientas en el taller de motocicletas propiedad de Rubén Orellano, situado en avenida General Paz al 300.

El hecho ocurrió la madrugada de este jueves y el propietario advirtió de lo sucedido el viernes a las 8 de la mañana cuando llegó al lugar.

Según contaron familiares del mecánico a LA NUEVA VERDAD DE RAUCH, cuando el viernes Orellano llegó para iniciar sus actividades se encontró con el portón, parte de la pared y el piso con sangre: “según nos dijo la veterinaria esa sangre es de la perra. Si no hubiese sido por ella robaban otra vez”.

La mascota que oficia de guardián “se plantó” ante la presencia de los desconocidos. El o los autores habrían utilizado un elemento contundente para resistir el ataque de la perrita que evitó un nuevo atraco.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here