Una buena oportunidad para las Asociaciones Civiles

PARA LA NUEVA VERDAD DE RAUCH ESCRIBE EL DR. MAURO DOMINGUEZ/

Los habitantes de Rauch, podríamos ser calificados con más de un adjetivo, pero “el sentido de la solidaridad” se encontraría por encima de todos, que por el bien de la ciudadanía, ese vínculo que une a hombres o pueblos para conseguir un fin o contribuir al bienestar común. – solidaridad-, perdura y se mantiene con el transcurso de los años en cada uno de los que habitamos nuestra querida Ciudad. Que por si esto fuera poco, ese sentido solidario sumado a la buena predisposición que tenemos para participar en instituciones sin fines de lucro, hacen que siempre nos encontremos dando una mano” de alguna u otra manera.

Mantener una institución de pie no es tarea sencilla, habrá algunas que sortean los inconvenientes diarios con menos dificultades que otras, pero existe una problemática recurrente que termina siendo un denominador común en la mayoría de las instituciones civiles sin fines de lucro, se trata de la personería jurídica.

La Disposición DPPJ 52/2016, tal como se titula la presente columna, es considerada, a mi entender, y desde el punto de vista jurídico, una oportunidad para que muchas instituciones civiles logren regularizar su situación acogiéndose al régimen de normalización.

¿QUÉ ES UNA NORMALIZACIÓN?

Es un proceso excepcional por medio del cual se busca que una asociación civil vuelva a tener autoridades legalmente constituidas; y a su vez, ordene su documentación jurídico contable, a fin de recobrar todos los efectos y beneficios de la mencionada estructura asociativa.

¿CUÁLES SON LOS SUPUESTOS PARA INICIAR UNA NORMALIZACIÓN?

Asociaciones civiles que no tengan autoridades legalmente constituidas; o que se encuentren con un deterioro institucional en cuanto a su documentación jurídico y contable que impida demostrar la legitimidad y legalidad de las personas que dicen ser autoridades.

¿QUÉ CUESTIONES SERÁN TRASCENDENTALES EN UN PROCESO DE NORMALIZACIÓN?

  1. Se cuente con asociados que puedan demostrar su calidad de “socios” o que hayan sido socios fundadores; todo ello, en número suficiente para poder cubrir todos los cargos sociales que prevea el estatuto.
  2. Se convoque, a su oportunidad, a una asamblea cumpliendo con las exigencias de la Disp. 52/2016.
  3. Que los normalizadores lleven a cabo las siguientes exigencias: i) Rubricar los libros obligatorios que no posea la entidad; ii) Reempadronar por 30 días a todos aquellos socios en el libro de registro de asociados. iii)- Confeccionar los estados contables que faltaren en la entidad. iv)- Convocar a Asamblea de asociados y llevarla adelante.

Dr. Mauro A. Domínguez.
Abogado.
ESTUDIO PALAZZO
San Martín 207, Rauch. Prcia. Bs As.
TEL: 02297 44-2708 / 249- 15- 4005031
mandresdominguez@gmail.com

1 COMENTARIO

  1. Muy interesante. No obstante, al programa yo le agregaría un item de capacitación. Un curso para que las autoridades y a futuros miembros tengan en cuenta el manual de procedimiento para sostener en el tiempo a la ONG, sea asociacion o fundacion. El curso debe contener aspectos jurídicos, administrativos, contables e impositivos. Las personas que lo dirijen tienen que saber como funcionan; los directivos, las asambleas, las fiscalizacion, etc. Como se forma el patrimonio, los legados, las donaciones, que pueden comprar y vender. La importancia del balance y la rendicion de cuentas; la transparencia. Contabilidad financiera. Y la importancia de mantener anualmente la excenciones impositivas. Y como se disuelven y liquidan. Saludos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.