Reflexiones cruzadas sobre Memoria, Verdad y Justicia

PARA LA NUEVA VERDAD DE RAUCH ESCRIBE EL LICENCIADO EN CIENCIA POLÍTICA MARTÍN CROCCI/

Cuarenta y cuatro años han pasado desde el último y funesto gobierno defacto, desde esa fecha y sin excepción todos los jueves las abuelas y madres de plaza de mayo hacen una tristemente tradicional ronda al monolito de Plaza de Mayo buscando a sus seres queridos y extirpados a manos del Estado. Acudí a la última marcha donde caminando junto a las abuelas y madres me anoticié de que el jueves pasado -¿saben?– sería la primera vez que no se dio la cita entre miles de jueves; y hoy, el primer 24 de marzo sin movilización a la plaza. Claro, el contexto es extraordinario puesto que enfrentamos la pandemia más grande del último siglo.

Más allá de esto, hoy es un día de Memoria, Verdad y Justicia y siguiendo el camino los invito a reflexionar en conjunto y quizás a encontrar un pensamiento útil. Detrás de la persecución por pensar y los delitos de lesa humanidad había un objetivo mucho más trascendental en términos generales. El objetivo político y económico detrás del golpe de estado de 1976 fue muy claro: instalar el neoliberalismo en nuestro país destruyendo la forma de estado benefactor que había conjugado el General Perón y que habían continuado los otros gobiernos aún con el peronismo proscrito. Eliminar la intromisión del Estado en la planificación, la salud, la economía y abrir camino a la privatización de los servicios públicos y el endeudamiento público exponencial. En éste sentido algo muy similar a lo que hizo el gobierno de Cambiemos-UCR durante los pasados cuatro años.

Cuarenta y cuatro años después la realidad nos vuelve a dar una cachetada que nos indica la senda: imaginen la actual crisis sanitaria sin la planificación del Estado, si actualmente nos vemos sobrepasados imaginen sin servicio público de Salud, ¡imaginen hacerle frente a esta crisis sin Ministerio de Salud como estuvimos hasta hace unos meses! Una verdadera locura… Imaginen este desconcierto sin una aerolínea de bandera como es Aerolíneas Argentinas, sin la planificación de la Anses, que cuida de los argentinos frente a esta inédita situación de diferentes formas, ya sea adelantando asignaciones o creando el reciente IFE (ingreso familiar de emergencia), y que además de esta forma cuida la economía argentina, esa misma que viene de una crisis también inducida por el despilfarro de las cuentas públicas y la falta de aptitud del “mejor equipo de los últimos 50 años”.

La reflexión, simplificada, nos trae a la conclusión de que nuestro país por sus particularidades históricas, geográficas y político-económicas no puede quedar librado al azar y la desidia de la “mano invisible” del mercado o del sector privado, esta receta ha fracasado en todo el mundo con una variación relativa pero en donde sí no quedan dudas del estrepitoso desastre es en los sistemas de salud y contención social, más aún frente a una crisis de éstas dimensiones.

Por todo esto y el momento actual me atrevo a trazar esa línea entre el respeto a los 30.000 compañeros detenidos y desaparecidos que defendían, ni más ni menos y en gran parte, esta forma de organización del Estado que hoy nos cobija a todos ante el desconcierto y la retracción de los servicios privados de salud.

Soy Pablo Martín Crocci, nací en el hospital de Rauch un 27 de diciembre de 1993 a las 3:40 de la mañana, conozco a mis padres y abuelos y puedo decir quién soy porque lo sé. 

Este 24 de marzo elijo esta forma de mantenerlos y mantenerlas presentes, sosteniendo bien altas sus banderas e invitándolos -de alguna forma- a pensar nuestra realidad actual.

Nunca más al neoliberalismo salvaje, nunca más a la indiferencia, nunca más mirar para otro lado.

Pensaron que asesinando a todas y todos estas personas les alcanzaría para extirpar las ideas pero, ya ven, las ideas no mueren tan fácil y cuando quisieron acordar, florecieron miles de flores, flores políticas, flores con memoria.

Memoria, verdad y justicia nos harán una gran Nación.

30.000 compañeros detenidos desaparecidos presentes, ahora y siempre!

 

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here