Quiero enmarcar legalmente mi emprendimiento

ESCRIBE PARA LA NUEVA VERDAD DE RAUCH EL DR. FERMÍN GÁNDARA SICA

Es sabido que muchos emprendedores comienzan en la informalidad por cuestiones de desconocimiento, falta de asesoramiento técnico o con la creencia de que inscribirse en el monotributo es suficiente, pudiendo no ser siempre la mejor opción.

En los últimos años se ha vivido un auge en torno a los emprendedores, tratando de potenciarlos como forma de generación genuina de trabajo, a través de capacitaciones, financiamiento y soporte técnico y es en esta área donde se encuentran alguno de los mayores escollos, en principio, por la carencia de normativa específica, algo que intento solucionar la llamada “Ley de Emprendedores”.

Hay, por ejemplo en nuestra ciudad, espacios de ayuda sumamente calificados tanto desde lo público (Escuela de Emprendedores, Cámara Comercial e Instituciones como INTA) como desde lo privado que permiten un asesoramiento adecuado.

Mas allá de estos espacios  beneficiosos, desarrollaré brevemente, que se necesita saber si quiero enmarcar legalmente mi emprendimiento sin profundizar  en la protección legal de productos, marcas e ideas que merece otro artículo por su importancia.

El primer paso será verificar la conveniencia o no de constituirse como sociedad y, en caso afirmativo, el tipo societario. Luego la correspondiente inscripción en AFIP y por último la “bancarización”.

La simple inscripción al Monotributo no parece ser suficiente para emprendimientos entre dos o mas personas ya que no limita la responsabilidad del capital, no permite tener socios con derechos sobre el emprendimiento, es competitivamente inferior respecto a emprendimientos similares por su condición fiscal y el limite de facturación de cada categoría es un aspecto negativo a futuro.

Pensando en los emprendedores se creo las S.A.S., (Sociedades por Acciones Simplificadas) que, junto con las S.R.L.  y la S.A. tradicional, permite enmarcar el emprendimiento con algunas ventajas.

Es un nuevo tipo de sociedad que se constituye de manera más fácil que una sociedad anónima. La pueden formar una o varias personas humanas o jurídicas. En las S.A.S. la responsabilidad de los socios está limitada a sus acciones.

Una S.A.S. se constituye por instrumento público o privado, utilizando medios digitales con firma digital.  Luego, el instrumento de constitución debe ser enviado al Registro Público para su inscripción. Es un trámite online, simple y accesible que permitirá comenzar a facturar en tan sólo 24 horas.

Una vez inscriptas en el Registro que corresponda puede solicitar su CUIT en la página web de la AFIP o en cualquiera de las agencias de la AFIP. No siendo necesario probar domicilio al iniciar el trámite. Para eso tienen un plazo de 12 meses desde su constitución como S.A.S. El CUIT se entrega dentro de las 24 horas de iniciado el trámite.

Cuando se formaliza la constitución del emprendimiento a través de un tipo societario (como la S.A.S.) se limita la responsabilidad, se encuadra la actividad, no hay límite de facturación, permite trabajar con otras empresas de mayor tamaño, permite abrir una cuenta bancaria fácilmente, el objeto social permite ampliar la actividad del emprendimiento entre otros beneficios importantes.

Estas son algunas de las ventajas que la Ley de Emprendedores trajo para que las personas que empiezan nuevos proyectos productivos en la República Argentina o desarrollan un emprendimiento vean allanado el camino. Es sumamente conveniente que si se piensa en comenzar con un emprendimiento o enmarcar uno que se encuentra en marcha consulte a su abogado de confianza quien podrá asesorarle sobre el marco legal al cual conviene adecuarlo.

Dr. Fermín Gándara Sica/ Estudio Jurídico Alem 39 – Rauch Bs. As. – CP 7203
fermin.gandarasica@gmail.com
estudiogandarasica@gmail.com
0223 155271401
02297 442139

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here