¿Por qué se conmemora hoy el Día de la Bandera?

En Argentina se recuerda la muerte del creador de la bandera nacional, Manuel Belgrano, quien falleció el 20 de junio de 1820.

La fecha se creó casi dos décadas después, en 1838 durante el Gobierno de Roberto M. Ortiz a través de una ley.

¿Cuándo se creó la bandera? La insignia celeste y blanca que nos representa se originó en 1812 mientras el país, que en ese momento se llamaba Provincias Unidas del Río de la Plata, se independizaba del colonialismo español.

Los colores que utilizó Belgrano no los pensó en el momento en que produjo la bandera, sino que se basó en las escarapelas que ya existían. Éstas eran el símbolo utilizado por los adeptos a la revolución del 25 de Mayo de 1810. A diferencia de los españoles y quienes apoyaban la corona ibérica, quienes usaban una escarapela de color rojo.

El 18 de febrero de 1812 la Junta declaró la abolición de la escarapela roja y adoptó la blanca y celeste.

Actualmente, la celebración más destacada suele realizarse en la ciudad santafesina de Rosario. Allí se izó por primera vez la bandera argentina, por eso en lugar se construyó un gran monumento, hito del festejo que todos los años incluye la asistencia del Presidente de la Nación, además de los veteranos de la Guerra de Malvinas, miembros de las fuerzas armadas y la Policía.

Otra característica del festejo es la bandera más larga del mundo que los ciudadanos de Rosario confeccionaron comunitariamente para el desfile de esta fecha.

MANUEL BELGRANO

Abogado, militar y economista, fue uno de los principales dirigentes de la Revolución de Mayo de 1810, activo impulsor de la emancipación nacional y combatiente en las guerras de la independencia.

Al frente del Ejército del Norte venció en las estratégicas batallas de Salta y Tucumán, que salvaron al gobierno revolucionario, aunque no pudo lograr el objetivo de liberar a las provincias del Alto Perú, en la actualidad, Bolivia.

Integrante de la Primera Junta de gobierno, tuvo gran influencia en el Congreso de Tucumán, donde abogó por el establecimiento de un régimen monárquico sudamericano con sede en Cusco y la coronación como soberano de un descendiente de la nobleza incaica.

Belgrano fue colaborador del periódico porteño Telégrafo Mercantil y del Semanario de Agricultura, Comercio e Industria, dirigido por Hipólito Vieytes, donde expuso sus ideas proteccionistas e industrialistas y fue autor de una interesante «Autobiografía».

Hombre de una honestidad ejemplar y firme carácter, principal ideólogo del sector más decidido de la Junta de Mayo, su deceso pasó inadvertido y tan sólo unos pocos deudos asistieron a su sepelio, lo que despertó las iras del padre Castañeda, única voz que en ese momento se alzó públicamente en su recuerdo y defensa.

Su decisiva importancia política en el proceso emancipatorio argentino fue menoscabada por la historia oficial, que lo caracterizaba como una figura simpática, aunque torpe y algo pusilánime, cuyo principal mérito habría sido la creación de la enseña patria, que contrariando las órdenes del Triunvirato, Belgrano enarboló por primera vez el 27 de febrero de 1812.

Había nacido en Buenos Aires el 3 de junio de 1770.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.