Crimen de Raúl Caballero: la Justicia le impuso la pena mínima a Pedro Pagano y recuperó la libertad tras dos años de prisión

Pedro Pagano junto a su abogado defensor, Emanuel Barrionuevo. (Foto Nacho Correa)

Pedro Abel Pagano quedó libre éste viernes luego de ser condenado por la Justicia a 2 años y 10 meses de reclusión por el crimen de Raúl Alberto Caballero, hecho acaecido en Rauch en mayo de 2017. En horas del mediodía y en una breve audiencia llevada a cabo en el Palacio de Justicia, se escuchó el veredicto emitido por el doctor Gustavo Borghi, juez a cargo del Tribunal Oral en lo Criminal número 1 de Azul.
El magistrado, que intervino en el juicio con jurados, fue el encargado de dictarle la sanción al encausado, que al menos hasta hoy permaneció preso en la Unidad 7 del Servicio Penitenciario Bonaerense con sede en esa ciudad.

Pagano –quien no estuvo presente en la lectura del veredicto- fue quien apuñaló a Caballero en un hecho acontecido el 15 de mayo de 2017 y por el que hace algunas semanas un jurado popular lo declaró “culpable” de un homicidio en estado de emoción violenta y que las circunstancias hicieron excusable.

EL FALLO

En la sede de la Cámara de Apelaciones -en el tercer piso de los Tribunales de la ciudad de Azul- se dio lectura este mediodía a la sentencia que la Justicia le aplicó al acusado. “Condenar a Pedro Abel Pagano a la pena de dos años y diez meses de prisión de efectivo cumplimiento y costas, por resultar penalmente responsable del delito de Homicidio en estado de emoción violenta, y del que resultó víctima Raúl Alberto Caballero”, informaron.

La sentencia sigue: “Ordenar, una vez firme la presente, el decomiso y destrucción de las prendas de vestir recogidas y la devolución a quien corresponda de elementos que fueron incautados”.  

Agrega: “dado que a la fecha Pagano lleva como detenido dos años y nueve días, corresponde disponer su excarcelación, conforme lo dispuesto por el art. 169 inc. 10 del C.P.P., bajo caución juratoria, con las obligaciones previstas en los arts. 179 y 180 del C.P.P., de presentarse siempre que sea llamado por disposición del órgano interviniente, a cuyo efecto constituirá domicilio especial dentro del territorio de la Provincia de Buenos Aires y de manifestar en el mismo acto cuál es su domicilio real, del que no podrá ausentarse por más de veinticuatro (24) horas sin conocimiento ni autorización previa, debiendo denunciar las circunstancias que puedan imponerle una ausencia del domicilio por un término mayor y someterse al control del Patronato de Liberados de su lugar de residencia hasta el vencimiento de la pena temporal impuesta (art. 13 C.P.), debiendo hacerse efectiva aquella en forma inmediata desde el asiento de la Unidad nº7 de Azul, debiendo labrarse el acta de soltura, siempre que no existan impedimentos legales ajenos a esta causa».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.