Medidas preventivas para evitar ser víctimas del “cuento del tío”

Los métodos para concretar una estafa telefónica se renuevan a diario. Hay diversas formas que se utilizan para engañar a sus víctimas y despojarlos de dinero. existen una serie de recomendaciones de parte de la Policía para evitar caer en la trama.
Según especialistas en la materia, los delincuentes acceden a esta información accediendo de manera ilegal a base de datos de los bancos mediante la utilización de tecnología de avanzada. También existen casos en la que la víctima con anterioridad entregó información a un desconocido que logró empatía al pasar por su casa ofreciendo algún producto, o en otros casos cuentan con un informante local que se encarga de realizar inteligencia.

Otro de los métodos es dar la noticia a sus víctimas de que resultaron beneficiarios de un sorteo y recibirán sustanciosos premios como un automóvil, un viaje o importantes sumas de dinero, manifestando contar con diferentes avales entre otras cuestiones para captar la atención de la persona que va a ser estafada para a partir de ahí comenzar a recabar información acerca de datos personales hasta llegar a su propósito específico: obtener que el damnificado efectúe un depósito de dinero bajo el concepto de “fletes o gestión administrativa”, concretándose de este modo la estafa ya que la entrega del bien, nunca se materializará.

Algunos consejos para no caer en la trampa

No se debe aceptar ofertas de extraños y menos aún compartir con estos, información personal.

Jamás debe revelar datos personales, mucho menos claves de tarjetas o claves PIN.

Tener en cuenta que ningún banco o empresa seria solicita datos vía telefónica, correo electrónico o mensajes, como así tampoco irán a domicilio a cambiar billetes. En todos estos casos se trata de una estafa.

Desconfiar siempre de promociones en la que se regala o se reciben jugosos descuentos sobre bienes caros.

Cuando vaya a una entidad bancaria evitar por todos los medios ser vista al momento de retirar dinero y tratar de identificar a la mayor cantidad de personas que se encuentran en el lugar, incluida la policía. Esto es para que en caso de que se produzca alguna estafa poder aportar datos a la policía sobre la posibilidad de algún informante.

No responder a correos desconocidos o spam. No ingresar contraseñas, sobre todo bancarias, a algún sitio al que se llegó por un correo electrónico, chat o mensaje de texto; evitar proporcionar información financiera y llamar directamente a la institución bancaria ante cualquier duda.

En caso de recibir estos llamados sospechosos cortar de inmediato, tratar de visualizar el número desde el cual se recibe la llamada, como así también anotar la fecha y hora. Nunca devolver estas llamadas y dar aviso de inmediato a la policía.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.