Médicos rechazan a los grupos “antivacunas” y recomiendan cumplir con el esquema obligatorio

Los grupos “antivacunas” son, junto a la obesidad, la contaminación, el ébola, el dengue y el sida, las más grandes amenazas a las que la humanidad se enfrentará en 2019, según estima la Organización Mundial para la Salud (OMS).

En ese sentido los especialistas y médicos reafirman la importancia de la vacunación en los niños y defienden la tarea de los científicos que durante años logran avances sustanciales para garantizar mejores condiciones de vida.

Por estos días se han conocidos casos en Argentina de grupos “antivacuna” que se oponen a cumplir con el esquema obligatoria de vacunación, generando un grave perjuicio en la salud de sus propios hijos.

Gracias a los avances de la medicina, se han desarrollado vacunas efectivas contra muchas de las principales enfermedades infecciosas, tales como la viruela, la poliomielitis o parálisis infantil, la difteria, el tétanos, la tos convulsa o coqueluche, el sarampión, distintos tipos de hepatitis y diferentes variedades de meningitis, entre otras. Sin embargo, pese a que unos simples pinchacitos nos permitirían inmunizar a nuestros niños generalmente de por vida contra cada una de esas enfermedades, no siempre la población cumple con los regímenes de inmunización, aun cuando muchos de ellos forman parte del calendario nacional obligatorio, y su aplicación es totalmente gratuita.

En ese sentido la doctora Silvana Elisio –médica pediatra- rechazó de plano a los grupos que promueve la no vacunación y llamó a la población a cumplir con el esquema de vacunación obligatoria para los niños desde el nacimiento y hasta la preadolescencia.

Elisio –en declaraciones formuladas a Radio Eich– recomendó ser muy cuidadosos y cumplir íntegramente con los esquemas correspondientes para cada una de las vacunas incluidas en el calendario nacional y para aquellas no obligatorias, que cada pediatra recomiende en función de las características de sus pacientes.

PROGRAMA NACIONAL DE VACUNACIÓN

El Programa Nacional de Inmunizaciones de la República Argentina incluye la vacuna BCG, contra las formas invasivas de la tuberculosis y la antihepatitis B (ambas de aplicación en el recién nacido); luego, a los 2 meses de edad, el inicio de los esquemas de la cuádruple bacteriana (difteria, tétanos, pertusis y haemophilus influenzae) y la antipoliomielítica oral (Sabin) y al año la primera dosis de la triple viral (sarampión, rubéola y parotiditis) y la antihepatitis A. El Ministerio de Salud de la Nación ha incorporado la vacuna antigripal para ciertos grupos de riesgo.

Entre las vacunas recomendadas y hasta ahora sólo incluidas en el calendario para aquellos niños con algún factor predisponente, se destaca la vacuna neumocócica conjugada, que demostró una elevada eficacia en la prevención en niños menores de 2 años de edad de un grupo de enfermedades producidas por los principales serotipos del neumococo, entre las que se destacan neumonía, sinusitis, otitis media aguda, infecciones en la sangre (bacteriemia) y meningitis.

LAS VACUNAS SALVAN VIDAS

«Las vacunas, además de salvar las vidas de 3 millones de niños cada año, evitan sufrimiento y discapacidades, generan un importante ahorro económico en el sistema de salud y nos ayudan a erradicar enfermedades, cortando la cadena de contagio. Sin embargo, muchas veces no se cumple debidamente con los esquemas completos de vacunación, dejando a los más pequeños desprotegidos o protegidos sólo en parte, contra estas graves dolencias», manifestó el Dr. Enrique Casanueva, médico infectólogo pediatra, Jefe de la Sección Infectología Infantil del Hospital Universitario Austral.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.