Lucía Peruchena en Italia: la experiencia “es increíble”, dijo la rauchense que participa de un intercambio de Rotary

Lucía durante una visita a Venecia.

Desde principios de septiembre y por un año Lucía Peruchena, la adolescente rauchense de 17 años, permanecerá en Vignola, una ciudad de 25 mil que se encuentra ubicada en el norte de Italia, en la provincia de Módena.

Hasta allí llegó mediante un intercambio de estudios del Rotary Club Internacional. Lucía –hija de Silvina Ordoqui y Luciano Peruchena– fácilmente se adaptó a la nueva vida y a la familia sustituta que allí la hospeda.

Su vida es normal. Concurre a la escuela donde estudia. Tiene tiempos para la recreación y hacer amistades. Desde Italia le contó a LA NUEVA VERDAD DE RAUCH esta experiencia única y que define como “increíble”.

Lucía en Italia junto a Alessia, su mamá anfitriona.
¿Cómo es la experiencia en Italia?

La experiencia acá es increíble. Muy nutritiva tanto a nivel cultural como intelectual. La arquitectura, las comidas, las costumbres me sorprenden cada día y me siento como una nena de 5 años que observa y analiza todo con los ojos abiertos como platos. Otra cosa increíble es todo lo que comen. Cuando salimos a comer pizza sirven una para cada uno; tienen mil formas de comer la pasta y no les basta con un plato, después de la pasta siempre se come algo más. Todos los días comen pastas y cuando les dije que en Argentina se come una vez cada una o dos semanas me preguntaron asombrados “¿pero entonces qué comen?”. Empecé a enumerar diversos platos y se dieron cuenta que existen tantísimas cosas además de la pasta, pero para ellos es como si todo girara en torno a ella.

Conocer a otros estudiantes de intercambio de distintas partes del mundo también sumó al factor cultural. En mi provincia hay una chica de Corea, una de México y dos chicas y un chico de Estados Unidos, con los cuales me hice muy amiga durante una capacitación de Rotary que tuvimos en Jesolo. Nos divertimos mucho hablando de las diferencias de nuestros respectivos países con Italia y de nuestras primeras impresiones del país, mientras paseábamos por la mágica Venecia.

¿Con quién estás viviendo?

Estoy viviendo con una familia que también está participando de un intercambio con su hija mayor que se llama Amelia y que ahora está en Canadá. Alessia y Enrico se llaman mis padres anfitriones y mi hermanito Francesco. Pasamos mucho tiempo con la que sería mi tía y su familia y con la famosa Nonna.

Describime Vignola, la ciudad dónde vivis.

La ciudad es pequeña y como casi todas las ciudades de acá tienen un castillo de la época medieval. Es muy linda ciudad, tranquila. La mayoría de las casas son de 3 pisos, las calles son irregulares (lo cual hace que sea muy fácil perderse, como yo el primer día de escuela) y a solo 15 minutos estas en otra ciudad ya que las distancias acá entre ciudad y ciudad son muy cortas.

¿Cómo es tu vida?

Mi vida diaria acá es tranquila, normal. Voy al colegio de lunes a sábados de las 8 y hasta las 13, excepto los jueves que es hasta las 14. Los fines de semana me encuentro con mis amigos o viajo con mi familia. También los últimos días de cada mes tengo viajes y capacitaciones con el Rotary y los demás estudiantes de intercambio.

¿Estas lejos de Argentina. Qué contacto tenes con Rauch?

Gracias a la tecnología y las redes sociales tengo contacto muy seguido. Hablo mucho con mi familia y los tengo al tanto de todo. En cuanto a los amigos Juan Martín y Agustín –los otros dos chicos que participan también del intercambio- compartimos el mismo grupo así que los llenamos de fotos, videos, les contamos que hacemos y a ellos les encanta. Son un gran apoyo, al igual que la familia y el Rotary. Hablamos mucho con Alejandro Gutiérrez y Santiago Suescun, que están siempre disponibles y expectantes de noticias nuestras.

Aprovecho el espacio para decir que desde Rotary nos dieron la libertad de hacer una cuenta de instagram a su nombre, la pueden encontrar como “rotaryclubrauch”, en la cuál subimos fotos de lo que hacemos con nuestros clubes y de lo que hace el club de Rauch. También respondemos cualquier duda que tengan sobre lo que estamos haciendo o sobre lo que hace el club de Rauch, para así no solo promover el programa de intercambios culturales, sino también informar sobre las tantas  otras actividades de Rotary.

¿Se habla de Argentina en los medios de comunicación en Italia?

Si, tanto en la televisión o en el diario se ven noticias sobre la “volátil economía argentina” como dicen ellos y mi familia bromea diciendo que van a ir a Buenos Aires de shopping, debido a la conveniencia del cambio.

Lucia con sus amigos de Estados Unidos, Corea y México durante un paseo por Venecia.
¿Cómo es un día tuyo allí?

A la mañana voy al colegio, como soy la primera en llegar a la casa algunos días cocino y almuerzo con Alessia y Francesco. El trabajo acá en Italia es bastante tedioso con respecto a lo que yo veo en Argentina y es por eso que Enrico casi nunca comparte las comidas con nosotros. A la tarde estudio en mi casa o en la de mi abuela y algunos días voy al gimnasio. La escuela acá es muy exigente, por eso solo veo a mis amigos los fines de semana o cuando nos juntamos a estudiar para algún examen.

Contame un poco más de los estudios

Acá el colegio es hasta los 19 años: Yo estoy haciendo el 4to año de Liceo lingüístico, que sería un 6to año de Argentina. “Lingüístico” es la orientación que elegí y mis materias son literatura italiana, español, inglés, alemán, francés, filosofía, historia, historia del arte, química y matemática.

En cada materia de idioma extranjero tenemos dos profesoras: la primera es una italiana que estudió el idioma y la segunda es una “madrelingua” proveniente del país donde se habla dicho idioma.

Lo interesante de estas clases es que mientras aprendes el idioma también aprendes sobre la historia, la literatura y la cultura del país. Por ejemplo en inglés estudiamos la historia de Gran Bretaña y cuando tenemos clases con la profesora “madrelingua”, que en mi clase es de Estados Unidos, nos habla de su música, comidas, festividades, etc. Y así en todas las clases de idiomas con sus respectivas “madres linguas”.

¿Que esperas de esta experiencia que te ha dado Roraty?

Ya conocí un montón de ciudades y personas hermosas: Espero que eso continúe pasando y sé que así va a ser. Espero también seguir aprendiendo de esta nueva perspectiva de la vida y del mundo que me esta dando Italia y su gente. Hacer este año inolvidable y que los lazos que cree con las personas y los lugares me acompañen para toda la vida.

En el futuro, poder alentar a más chicos a formar parte de esta experiencia tan enriquecedora, porque es en verdad algo increíble. Ya lo estoy diciendo, llevo poco tiempo aquí y me falta mucho por ver y aprender. Así que imaginen lo que voy a decir cuando termine, estoy segura de que no lo voy a poder resumir en 10 líneas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.