La Justicia condenó a un rauchense y deberá cumplir la pena de 4 años y 6 meses de prisión por el delito de abigeato agravado

Por un hecho ocurrido en 2012, Juan Cruz Oyhanart (38) deberá cumplir con una condena de 4 años y seis meses de prisión por el delito de abigeato, informaron hoy fuentes judiciales.

El hecho, caratulado como Abigeato Agravado por el número de cabezas de ganado sustraídas, se registró cuando el encausado prestaba servicios como encargado en la estancia denominada ‘La Pacífica’, ubicada en el camino a Shaw, a 15 kilómetros de la Ruta Nacional número 3, en el Partido de Azul.

Oyhanart era encargado de la estancia cuando se registró el hecho delictivo y por el que fue condenado en un juicio oral a cuatro años y seis meses de prisión, proceso donde quedó demostrado que mientras desempeñaba tareas en ese establecimiento rural se apoderó de varias cabezas de ganado que después vendió en provecho propio.

Según se determinó, el hombre condenado “se apoderó ilegítimamente de 12 vaquillonas de la raza Aberdeen Angus negras y cinco terneros, tres colorados y dos negros, que se encontraban en el mencionado establecimiento rural propiedad de Federico Alberto Caneva, animales que vendió a Julio Francisco Tunez y fueron trasladados a un establecimiento de éste utilizando un camión de hacienda”.

Finalmente, este miércoles la sentencia quedó firme -informó el diario El Tiempo de Azul– por lo que personal policial del Comando de Patrullas Rural de esa ciudad, se hizo presente en establecimiento rural “El Mangrullo”, ubicado en el Paraje “La Sofía”, e hicieron efectiva la detención de Oyhanart, trasladándolo a sede policial a la espera del cupo en una penitenciaría para cumplir la pena de cuatro años y seis meses de prisión.

Joaquín Duba, magistrado que intervino de manera unipersonal en aquel proceso, halló a Oyhanart autor penalmente responsable del delito de «abigeato agravado por tratarse de la única persona encargada del manejo, cuidado y cría del ganado» y le impuso esa condena que ahora adquirió rango de firmeza y se tradujo en el dictado de la medida cautelar.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here