Condenan a tres policías por colaborar con la venta de drogas

Uno de los efectivos al ser detenido en 2017.

En el marco de una investigación que se llevó a cabo a fines del 2017, tres efectivos de la Policía de la Provincia de Buenos Aires -uno de ellos de Rauch- fueron acusados de colaborar con la venta de drogas fueron finalmente condenados a cuatro años y dos meses de prisión y fueron multados económicamente.

En diálogo con el ciclo televisivo “Tandil Despierta”, que se emite por Eco TV, el fiscal de la causa Fabio Molinero detalló que durante un procedimiento que se llevó a cabo en diciembre de 2017 en Ayacucho, Mar del Plata y Rauch advirtieron algunas conductas sospechosas en los funcionarios policiales Carlos Eduardo Guzmán –oriundo de Rauch- Luciano Jeraci Alberro y Carlos Matías Palas, quienes trabajaban en Tandil y Ayacucho.

“Con base en esos procedimientos, estas personas quedaron detenidas y se les dictó la prisión preventiva. Ahora fueron efectivamente condenados”, detalló Molinero e informó que la causa quedó caratulada como “incumplimiento de los deberes de funcionario público, concusión, incumplimiento de la obligación de promover la represión de delitos, omisión de denuncia doblemente agravada por ser el hecho precedente un delito especialmente grave y por la calidad de ser un funcionario público de su autor y asociación ilícita, en concurso ideal”.

“Para llevarlo al terreno práctico, se los acusa de maniobras o conductas relacionadas a asociaciones ilícitas en el marco de encubrimiento por venta de drogas”, resumió el fiscal.

El pasado 25 de noviembre la Justicia resolvió condenarlos con penas de cuatro años y dos meses de prisión, multa de 40 mil pesos para cada uno de ellos -pagables en 40 cuotas iguales y mensuales- e inhabilitación absoluta y perpetua, accesorias legales y costas del proceso.

“Se advirtió, en el marco de esa investigación, que estos tres funcionarios conocían a algunas personas que estaban siendo investigadas y, por tal razón, los resultados de los allanamientos eran negativos”, señaló Molinero. Incluso, en algunos casos pudieron establecer que los efectivos policiales mencionados recibían dinero por encubrir algunos casos que estaban siendo investigados.

“Obviamente lo feo, lo fuerte de esto, es que uno de ellos trabajaba con nosotros. Y esta situación llevó a la detención desde el 2017 y finalmente se llegó a una condena”, añadió.

El fiscal explicó que en Tandil trabajan con dos fuerzas: la delegación de drogas ilícitas y la policía federal. En este caso, Carlos Matías Palas pertenecía a la delegación de drogas ilícitas de Azul con base en nuestra ciudad.

En tanto, los otros dos imputados trabajaban en Ayacucho. “El hecho de que estuvieran con nosotros no significa que toda la delegación estuviese involucrada; solo fue este funcionario”, aclaró el fiscal.

“Lo importante de esto es que un trabajo que se comenzó, pudo terminarse. Y deja en claro cuál es nuestra posición en relación a este tipo de conductas, vinculadas a funcionarios”, expuso Molinero y reconoció que. “para nosotros fue una decepción tremenda”. (Fuente El Eco de Tandil)

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here