Más críticas: “La dirección de Cultura es un área oxidada. No hay iniciativa, no hay creatividad, no hay presupuesto”

Mediante un documento, trabajadores de eventos sociales, músicos y artistas locales reclamaron al Gobierno Municipal la semana pasada la reapertura de las actividades culturales, al tiempo que pidieron se valore “el derecho de todos a disfrutar de un espectáculo en los momentos libres”.

Bajo el lema “La Cultura es segura”, artistas y músicos llevaron adelante hace una semana un evento cultural frente al Palacio Comunal. La iniciativa generó polémica, aunque también planteó la necesidad de una discusión de fondo al tema en cuestión.

Mariano Espondaburu es un rauchense que cursa sus estudios en la Facultad de Artes de la ciudad de Tandil y en estos años ha demostrado muchas de sus facetas artísticas. Es uno de los fundadores de la Cooperativa de Arte “La Pieza”, una de las principales usinas de la cultura de Rauch.

Espondaburu reflexionó sobre el tema., cargó contra la gestión política en el área de Cultura, la falta de un presupuesto acorde, la carencia de creatividad y la inacción de un área al que calificó de “oxidado”.

“La dirección de Cultura es un área oxidada. No hay iniciativa, no hay creatividad, no hay presupuesto”, disparó.

El artista advirtió que “el evento del domingo anterior dejó en claro que la cultura es segura y que existen posibilidades de llevarlas adelante al igual que otras actividades”, dijo Espondaburu en relación al reclamo que el grupo que integra le realizó al Municipio.

“Durante la pandemia y ante la falta de propuestas del Estado hubo gente que se tuvo que reinventar y cambiar de actividad. Eso es grave. Esta situación nos ha llevado a tocar fondo”, declaró.

Igualmente, planteó que la pandemia “puso de relieve la falta de gestión del área de cultura, la falta de coherencias en el otorgamiento de los subsidios y el presupuesto paupérrimo que no alcanza”.

Y fue más allá: “acá no escuchamos propuestas. Acá no se han adaptado los eventos. Acá se ha cercenado la posibilidad de que haya actividades culturales”.

“Desde este colectivo queremos profundizar el debate, tener voces y llegar a coordinar acciones concretas para poder trabajar. Es lo único que queremos. Queremos tener participación”.

Espondaburu advirtió que el Municipio “es el responsable de los escenarios vacíos”, al tiempo que reclamó la conformación de una Mesa Ampliada para debatir los temas inherentes a la cultura de los rauchenses. “Queremos ayudar para sostener las actividades del pueblo. No queremos que nos cercenen”, señaló.

“La pandemia puso en relieve la falta de gestión, la falta de creatividad, proyección y desconocimiento del área. Nosotros conocemos los medios de producción y el circulo de la industria cultural. Hemos llevado proyectos a cultura y al Ejecutivo y no se han tenido en cuenta. Nos han faltado el respeto. La cultura es políticas públicas”, advirtió.

Por otro lado, recordó que en Rauch durante la pandemia “tuvimos fases fantásticas y durante 10 meses el área de Cultura estuvo inactiva”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here