La bacteria del estreptococo generó alerta en Rauch

Los médicos llevan tranquilidad a la población ante los casos mortales registrados en el país. Hay psicosis en la ciudad por los hechos registrados en la Provincia de Buenos Aires.

Sergio García, médico pediatra a cargo del Sistema Municipal de Salud.

A pesar de que son seis las muertes registradas en el país, autoridades sanitarias descartaron que se trate de una epidemia. La guardia del Hospital local estuvo repleta de consultas esta semana y los médicos pidieron calma a una población influenciada por los casos graves registrados a nivel país.

La psicosis desatada por la bacteria estreptococo pyogenes invadió a Rauch en los últimos días y las consultas se multiplicaron por hora. En total son seis los casos mortales en el país, cuatro de ellos registrados en la provincia de Buenos Aires.

EL DOCTOR GARCÍA DESCARTÓ UNA EPIDEMIA Y PIDIÓ TRANQUILIDAD

Desde el Sistema Municipal de Salud, el médico pediatra Sergio García aclaró que “no existe una epidemia” y que en todo caso se han registrado algunos cuadros en niños que son propios de la época.

La aparición de la bacteria estreptococo pyogenes –que generó el alerta en el país- también revolucionó guardias y consultorios. En declaraciones a Radio Eich, García explicó que el estreptococo es una bacteria que crece en forma de cadena, y de ahí deriva su nombre: «es una bacteria que se ve tanto en el niño como el adulto y produce infecciones en varios lugares. Una de los más comunes son las anginas o la faringoamigdalitis que se ve en niños mayores de 2 o 3 años, y también en adultos y son muy comunes. En la mayoría de los casos no produce situaciones mortales”. Aclaró que “lo común es la aparición de anginas, que tiene su tratamiento específico y su análisis y que los médicos pedimos todos los días cuando recibimos pacientes con cuadros altos de fiebre y dolor de garganta».

“NO HAY QUE ALARMARSE”

Sobre los casos registrados en Rauch, García indicó que «no hay que alarmarse». Aclaró que la comunidad debe saber que «van a existir casos, que son habituales, frecuentes y que se aplica el tratamiento para su evolución favorable, y que lleva unos 10 días hasta que se extingue la bacteria».

El médico explicó que es una bacteria de fácil contagio, por lo tanto se debe prevenir a los niños con buenas condiciones sanitarias. En ese sentido planteó el buen lavado de manos; el acostumbramiento de toser sobre el brazo y así evitar alcanzar a otras personas en forma directa.

Sobre el alerta en el país por casos mortales, García explicó que son casos particulares y que afectó a «nenes chiquitos que tienen las defensas bajas” donde “se demoraron la consulta al médico y que derivó en una infección más grave, es decir que existieron factores predisponentes para un desenlace fatal».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here