Kicillof respondió a los cuestionamientos de la oposición por las clases presenciales

Luego de los reclamos de Juntos por el Cambio respecto a «discriminación» en el regreso a las aulas en los municipios de la provincia de Buenos Aires, el gobernador Axel Kicillof respondió a la oposición y descartó esa posibilidad.

Primero el Gobernador aseguró que «aquí no cerramos ninguna escuela», y señaló que durante el gobierno de Mauricio Macri «cerraron escuelas sin pandemia». Además, manifestó que el regreso a clases presenciales «es difícil, por la pandemia», pero que «la presencialidad la vamos haciendo con indicadores objetivos sobre la situación epidemiológica, y la queremos sostener».

En ese sentido, criticó a Macri por «venir a poner más angustia, generar división e inculcar odio» a través de sus críticas públicas. «Si quieren actuar de oposición responsable, que ayuden con algo. Que consigan vacunas, que se pongan de voluntarios, en vez de recorrer los canales de televisión y Twitter a llenar de odio. Se necesita ayuda y se necesita solidaridad, no odio», culminó Kicillof.

Después de que Axel Kicillof anunciara el pase a fase 3 del AMBA, y por ende el regreso a la presencialidad, fue el ex presidente Mauricio Macri el que encendió el reclamo a través de un comunicado titulado «todas las escuelas tienen que estar abiertas».

El ex presidente señaló que en el interior las escuelas se mantienen cerradas, y acusó al Gobierno de usar «criterios arbitrarios según la conveniencia del partido gobernante, dejando de lado a algunos bonaerenses que ‘casualmente’ viven en municipios mayoritariamente gobernados por Juntos por el Cambio».

Es que con la actualización del sistema de fases en la Provincia que anunció Kicillof, de los 73 municipios sin clases, 44 «pertenecen» a Juntos por el Cambio, 2 al vecinalismo y 27 al Frente de Todos.

El criterio para retomar la presencialidad

La fase 3 se estableció en todo el Área Metropolitana de Buenos Aires porque la Provincia lo entiende como una región única y en bloque. Según señalaron desde Casa de Gobierno, así se lo hicieron saber también a Horacio Rodríguez Larreta en cada una de las reuniones para implementar restricciones o flexibilizarlas.

Allí se detectó que la circulación de pasajeros en el AMBA se redujo un 24% respecto a los tres días previos a la implementación del DNU presidencial, informó el Ministerio de Transporte. En cuanto al transporte público, en la ciudad de Buenos Aires la reducción fue del 30%, mientras que en el Gran Buenos Aires fue del 25%.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.