Karina Paponetti en el día del Maestro: “ser docente es nunca olvidar que somos seres humanos falibles y perfectibles”

Karina Papponeti, directora de la Benemérita Escuela Nº 1.

La directora de la Benemérita Escuela Nº 1, docente Karina Papponeti, se dirigió a los presentes este martes en el acto por el día del maestro celebrado en el Anfiteatro Municipal. “La docencia nos da la oportunidad de trascender a través de nuestros alumnos, pero también de que ellos trasciendan a través de nosotros”, dijo la docente en el inicio de su discurso.

“La docencia es un proceso de aprendizaje bidireccional. En la actualidad el papel del docente radica en afrontar y encarar los retos de la sociedad del conocimiento”, planteó.

Por otro lado, expresó que “trabajar como docente implica contar con determinados conocimientos, pero por sobre todo ser docente es otra cosa. Es un modo de vida. Diría el gran maestroPaulo Freire en su obra “Cartas a quien pretende enseñar”, dónde nuestra tarea no se agota en las clases de matemática o geografía” sino “que nuestra tarea exige un compromiso y una actitud contra la injusticia social. Luchar contra el mundo que los capaces organizan a su conveniencia y donde los menos capaces apenas sobreviven”.

Y agregó: “ser docente significa descubrir el regalo de aprender de otros maestros que son nuestros alumnos. Es dar libertad de pensamiento y aceptación de esta capacidad de nuestros alumnos. No podemos enseñar libertad sino la practicamos. No se puede enseñar a alguien a llevar las ideas más allá de sus límites conocidos”.  

Papponeti agregó: “ser docentes es un trabajo de múltiples facetas. Aparte de enseñar es impulsar aquellos que no saben o que se olvidan que esta fuerza que está dentro de ellos es mostrarle que creemos en lo que son y en lo que pueden ser. Es invitarlos a creer en sus propias posibilidades. Es ayudarlos a levantarse de sus propios fracasos y a descubrir sus fortalezas”.

“Ser docente es nunca olvidar que somos seres humanos falibles y perfectibles. Es enseñar a otros que la escuela es solo un lugar y la invaluable oportunidad de obtener el más preciado don: el saber, el conocimiento, pero también el camino para poder acceder a nuevas formas de ver el mundo”.

Por último, planteó la necesidad de “defender una escuela para todos con más y mejores posibilidades que brinde herramientas válidas frente a la adversidad permitiendo a nuestros estudiantes construir una mirada esperanzadora”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here