En agosto, la coparticipación a los municipios «perdió» contra la inflación

Por primera vez en el año los recursos que reciben las comunas por parte de la Provincia fueron inferiores a la suba general de los precios. Sin embargo, en el acumulado anual el saldo aún sigue siendo positivo.

La coparticipación que el Gobierno bonaerense gira a los municipios aumentó por debajo de la inflación en agosto, y por primera vez en el año los recursos que reciben las comunas por parte de la Provincia fueron inferiores a la suba general de los precios. Sin embargo, en el acumulado anual el saldo aún sigue siendo positivo.

De acuerdo a las cifras oficiales del Gobierno provincial a las que accedió DIB, en agosto la coparticipación se incrementó un 26,4% con respecto a igual mes de 2017. En ese mismo período la inflación anual medida por el Indec fue bastante superior: 34,4%.

No obstante, en el acumulado de 2018, la administración bonaerense todavía le gana la carrera a los precios: en los primeros ochos meses del año coparticipó un 30,8% más de recursos, mientras que en ese período la inflación fue del 24,3%. Esto se debe principalmente a que el incremento del IPC se aceleró en los últimos meses, sobre todo después de la importante devaluación del peso ocurrida entre mayo y mediados de agosto.

Así, aunque las comunas aún reciban recursos por encima de la inflación, el dato enciende una alarma: con un incremento del costo de vida proyectado cerca del 45%, el número negativo de agosto podría transformarse en una tendencia irreversible.

Razones

En agosto de 2018, de acuerdo al análisis de DIB, el Gobierno de María Eugenia Vidal giró a los municipios $ 7.852 millones, un 26,4% más que en el mismo mes de 2017, cuando las comunas recibieron $ 6.211 millones. En los primeros ocho meses de este año, en tanto, ya se coparticiparon recursos por $ 58.800 millones, lo que significa un 30,8% de incremento (en 2017 se habían repartido $ 44.951 millones).

Las razones de este incipiente cambio de tendencia se pueden encuentran, como ya se consignó, en el aceleramiento del ritmo inflacionario, empujado por un aumento récord del dólar. Pero lo que marcó la diferencia definitiva fue el recorte del Fondo Sojero, decidido por el presidente Mauricio Macri a mediados del mes pasado, por lo que las comunas aún recibieron una parte del dinero generado por el impuesto a la exportación de soja. En promedio, las comunas recibieron, por ese fondo, un 40% menos que el año pasado. El dato positivo para los municipios es que, en lo que resta del año, recibirán del Gobierno nacional una compensación que equivale al 70% de los recursos que iban a recibir si no se suspendía el beneficio. Esto podría mejorar el perfil económico de las comunas en su carrera contra la inflación hacia fines del año, pero el año que viene ya no contarán definitivamente con ello. (Agencia DIB)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.