El plan de Coninagro que apunta a crear 700.000 empleos y reconstruir la situación económica y socioproductiva del país

En el marco de la pandemia de coronavirus, que destruyó la economía y provocó el cierre de negocios en todos los rubros, el campo es el principal candidato para ayudar a crecer a un país envuelto en una gran crisis.

En este contexto, Coninagro presentó su plan, que se trata de un Acuerdo para la Inversión Productiva y el Empleo, y que apunta a la reconstrucción económica y socioproductiva del país.

La propuesta fue lanzada como una convocatoria de carácter multisectorial y “busca generar confianza para frenar la caída del PBI, recuperar las Pymes, rediscutir la estructura demográfica rural, entre otros ejes económicos y sociales”. La presentación fue a través de una video-conferencia en la que participó Luis Basterra, ministro de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación.

“Hoy los principales frentes de la Argentina son la cuarentena y la renegociación de la deuda, y sean cuales fueran los resultados, las consecuencias serán de largo plazo y tenemos la oportunidad y obligación de prepararnos”, dijo Iannizzotto en su discurso.

Además, sostuvo que “el Covid-19 golpea nuestra economía pero nos brinda una gran ocasión y oportunidad para tomar acciones que permitan el despegue de Argentina” y explicó dos pilares de acción para frenar la caída del PBI y generar un rebote en el crecimiento.

Para ello, el presidente de Coninagro aseguró que en primer lugar “hay que federalizar la economía, regionalizar las políticas productivas e impositivas, y promover una descentralización que ofrezca cercanía de los planes de gobierno con la realidad de cada producción”. Y, en segundo orden, “generar un Acuerdo que consiste en Mercado Interno más Aumento de Exportaciones. Esta convergencia procura la reactivación del consumo localpara proteger el salario, e inversión productiva para generar empleo y exportaciones”.

“Si liberamos la potencia del campo y las economías regionales, podríamos producir 150 millones de toneladas, llegar a 100 mil millones de exportaciones y crear 700 mil puestos de trabajo. Esa es la meta del plan. Con los incentivos necesarios, las economías regionales podrían aportar 25.000 millones de dólares en aumento de exportaciones. Apuntamos a un crecimiento del PBI del 3% con la captación del 5% de los ahorros ociosos de los argentinos. Por eso hablamos de confianza y de señales que incentiven a invertir”, afirmó Carlos Iannizzotto.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here