Descollante actuación de Fabián Irusquibelar y Cristina Luizaga frente al Palacio Municipal

Fabián Irusquibelar junto a Cristina Luizaga, Luis Prado. Detrás la orquesta de Azul.

Con el histórico Palacio Municipal de fondo, el rauchense Fabián Irusquibelar –uno de los grandes baluartes que tiene el tango argentino- acompañado de Cristina Luizaga –una joven y brillante bailarina- ofrecieron un show de altísima jerarquía y como recompensa se llevaron el aplauso sostenido de una platea que quedó sorprendida por los movimientos calculados y majestuosos que la pareja dejó como pinceladas sobre el escenario de madera.

Fue un show como los que ésta pareja tiene acostumbrados a cientos de porteños y turistas que habitualmente visitan Taconeando, el local por excelencia del 2×4 en el barrio de San Telmo. La misma impresión que le generan todos los años a cientos de europeos que disfrutan del tanto argentino y de ésta pareja tan ligada a los sentimientos de los rauchenses.

La presentación contó con la música que en vivo le puso sobre el escenario la orquesta de Azul, «Quintango» y cantante Luis Prado.

El reconocimiento fue emocionante. A tal punto que a Irusquibelar se le hizo imposible no quebrarse ante el afecto, el cariño y el reconocimiento de su público y en la ciudad que lo vio nacer. Es que Fabián –entre las excelentes cualidades profesionales- goza de la misma simpleza y sencillez de aquellos años. Es que todavía se escuchan sus zapateos formando parte de los cuadros de baile en la agrupación folclórica “La Fortinera”. La agrupación madre del folclore local lo vio nacer, lo formó y despidió cuando saltó de repente al Ballet Nacional bajo la coordinación del Chúcaro. Fabián sigue igual que antes. Y el pueblo sabe reconocer a estos embajadores de lujo que llevan el nombre de Rauch bien alto en los escenarios del mundo.

(FOTOS GENTILEZA JOSÉ LAVALLEN)

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.