Crece la hipótesis de la conexión de Rauch con Tandil que incentiva la venta de elementos robados en nuestra ciudad

La hipótesis de que muchos de los elementos robados en Rauch son comercializados en el mercado negro en ciudades limítrofes tomó más fuerza esta semana. Es que los hechos delictivos -de los mal considerados “menores”– abundan, aunque no todos son denunciados.

Esta semana se conoció que efectivos de la Policía lograron recuperar una bicicleta sustraída en febrero pasado en este medio. El hecho no había sido denunciado. Fue el damnificado quien reconoció el rodado a través de las redes sociales y dio aviso a la Policía. El actual tenedor del biciclo la ofrecía para la venta cuando el damnificado de Rauch lo advirtió. Tras un allanamiento, los investigadores pudieron recuperarla y restituirla a su propietario.

No es el primer caso. Ya hubo otros. Hace unos días se había dado un hecho parecido, aunque no con la misma suerte. Agentes de la Policía llegaron a un domicilio de Tandil desde dónde se ofrecían a través de las redes sociales una buena cantidad de herramientas que habían sido robadas en Rauch. Los elementos se encontraban en un cajón en la parte trasera de una camioneta. Fue robado en pleno centro.

A pesar del operativo, las herramientas no fueron encontradas.

Fuentes oficiales consultadas por LA NUEVA VERDAD DE RAUCH indicaron que “es factible” que exista una “conexión” entre Rauch y Tandil para comercializar elementos que son sustraídos en nuestra ciudad. Muchos de esos se ofrecen a través de las redes sociales y con total impunidad. En ese sentido se indicó que se busca desactivar una red delictiva que opera de forma combinada: los elementos robados en Rauch se comercializan en Tandil y viceversa. Una sospecha de años que parece empieza a tomar forma.  

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here