Confirman irregularidades en la “estafa” de una farmacia local a la prepaga OSDE: el caso se encamina a la Justicia Penal

La sospecha de desfalco de una farmacia local a la prestadora OSDE avanza y el caso llegará a la Justicia en las próximas horas. Si bien todavía no hay denuncia formal, el caso no se demorará en llegar a los Tribunales de Azul para finalmente ser atendido por una fiscalía especializada por tratarse de un delito federal.

El hecho se conoció hace algunas semanas, aunque en estos días el tema explotó ante la opinión pública.

Auditores de OSDE pertenecientes a la prepaga damnificada efectuaron el control en el que, en principio, comprobaron una serie de irregularidades que una vez el caso sea denunciado será materia de investigación.

Al momento se detectaron una serie de inconsistencias vinculadas a la presentación de alrededor de 600 prescripciones médicas “falsas” con sello y firma de tres profesionales médicos de Rauch.

Las maniobras datan de dos años a la fecha y hace poco tiempo el caso salió a luz.

Tal como adelantáramos, el desfalco tendría alcances inusitados, no solo por el monto, sino también porque para conseguirlo, se concretó la falsificación de firmas y confección de sellos “truchos” de al menos dos de tres profesionales involucrados que están cómo damnificados.

Asimismo, no se descarta que igual maniobra pudiera haber atentado contra otras obras sociales, tema que también podría ser materia de investigación.

El doctor Fermín Gándara Sica, abogado del Círculo Médico, le confirmó a LA NUEVA VERDAD DE RAUCH que las irregularidades existen y que hay tres médicos damnificados.

Dos de ellos ya radicaron la denuncia en sede de Comisaría de Rauch a fin de deslindar responsabilidades “desconociendo las firmas y sellos” que se utilizaron para la confección de las recetas “truchas”.

Sobre el hecho, Gándara Sica confirmó que “al momento ha sido OSDE la que realizó una auditoria, donde se establece la existencia de irregularidades en cuanto a la prescripción de medicamentos”.

El abogado es quien en representación del Círculo de profesionales se encuentra asesorando a los médicos damnificados para que concreten acciones a fin de “deslindar” responsabilidades.

Gándara Sica señaló que el hecho “es grave”, ya que se trata de un delito penal y que presenta una serie de cargos contra los responsables.

En principio se colectan pruebas que certifiquen la acusación de la estafa de la farmacia a la obra social. Asimismo se comprobarían otros delitos, tales como la “adulteración de documento público”, la “falsificación de sellos y firmas” y hasta la usurpación de identidades de los médicos damnificados para cometer el delito.

Además de la intervención de la Justicia Penal, se espera la posterior intervención del Colegio de Farmacéuticos de la provincia de Buenos Aires, entidad que podría sancionar a la farmacéutica sospechada con la quita de la matrícula y/o suspensión de actividades.

1 Comentario

  1. Me parece muy bien,que le quiten la matrícula y que no pueda ejercer más su profesión.
    Es una vergüenza,lo que hizo.
    Que le caiga todo el peso de la ley.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.