Con el voto de Cambiemos, el Concejo Deliberante sancionó la Rendición de Cuentas 2018

Los legisladores hoy en sesión.

Con posturas antagónicas el Concejo Deliberante sancionó este martes la Rendición de Cuentas correspondiente al Ejercicio de Gobierno de 2018. El oficialismo destacó la tarea del Municipio para administrar los recursos durante el año pasado, en tanto que desde el Frente para la Victoria criticaron las políticas aplicadas.

Con una batería de cuestionamientos, la titular del bloque del Frente para la Victoria, María Lamarche, cargó contra la administración del intendente Maximiliano Suescun al sostener que los 25 millones de pesos de superávit que arrojó el ejercicio pasado fue a costas de reservar fondos para éste año y “no pagar aumentos a empleados municipales y a proveedores en tiempo y forma”.

Asimismo, la jefa del bloque de la oposición recordó el reclamo de los trabajadores, aduciendo que“la plata estaba”pero el Municipio apuntó a ubicar los fondos a los bancos “en vez de ponerla en los bolsillos de los trabajadores”.

Para el legislador de Cambiemos Leandro Zudaire el saldo del ejercicio anterior fue “positivo” en virtud de “una administración eficiente de los recursos municipales, más allá de algunas dificultades”. En ese sentido destacó el trabajo del “equipo económico del Municipio” que “hizo una gran labor, planificando todos los días para poder utilizar de la mejor manera los recursos cumpliendo con las obligaciones”.

En el Recinto –y durante las dos horas de sesión- hubo cuestionamientos a las decisiones políticas del Gobierno de Mauricio Macri “a las que suscribe el Municipio”, planteó Marisol Jodor, y el impacto que han generado en la comunidad. “Negocios cerrados, pérdidas de puestos de trabajo y mayor empobrecimiento” describió Lamarche en otro tramo.

Por su parte Mario Ibargoyen aclaró la posición del Municipio ante la embestida opositora: “no son ciertos los planteos de la oposición”, dijo. “El excedente de dinero de 2018 no fue porque sobró o no se quiso utilizar. Fue porque hay fondos afectados para determinadas obras y cuando los fondos son afectados tienen un fin y no se pueden utilizar para otra cosa. Estaría mal que un Gobierno no gaste 30 millones de peso si esa plata sobra, como también estaría mal que se gaste ese dinero si se trata de fondos afectados. No solo estaría mal. Sería ilegal”, aclaró.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.