Catalina Guzmán, la rauchense creadora de la marca Blackñandú que se destaca por sus creaciones con descarte de aluminio y cuero

Catalina Guzmán nació en Rauch hace 34 años. Es diseñadora Industrial, propietaria y creadora de Blackñandú, una reconocida marca de accesorios que diseña desde pequeños trasteros, billeteras, porta documentos, porta notebooks, maletines, carteras, hasta mochilas y bolsos.

Se formó profesionalmente en la Universidad Nacional de La Plata en el año 2010 y desde 2014 reside en Capital Federal.

La ingeniosa rauchense habló con LA NUEVA VERDAD DE RAUCH. Se refirió a la marca de su propiedad, los diseños y el momento actual de la empresa.

¿Cuándo comenzaste a interesarte en el diseño? ¿Cómo y dónde te formaste?

Comencé a interesarme por el diseño desde muy pequeña, cuando en vez de jugar con los juguetes, los construía, con cartones, empaques y otros objetos cotidianos de la casa.

En mi adolescencia, y casi sin saber de qué se trataba, decidí estudiar Diseño Industrial y dejé mi ciudad natal, Rauch, en 2004 para estudiar a la Universidad Nacional de la Plata, en 2010 me recibo de Diseñadora y continuó mis estudios, de Profesorado de diseño. Ya en 2014 me mudo a Buenos Aires , donde resido actualmente y realizo cursos de gestión y desarrollo de emprendimientos , hasta el día de hoy donde constantemente me capacito en las nuevas áreas que requiere emprender, cómo marketing, y diseño sustentable .

¿Cómo surge la marca? 

BLACKÑANDÚ surgió a partir de la necesidad de cambiar el modo en que estaba viviendo, de generar algo propio, y diferente a lo que venía haciendo hasta el momento, y con la utopía de no trabajar horario de oficina y tener más libertad de horarios. Hoy al final trabajo más horas aún, pero con la satisfacción de hacer algo relevante para mí y que me permite crecer y aprender cada día.

A fines de 2010, mientras terminaba mis estudios de Diseño Industrial, y en uno de mis trabajos, en un estudio arquitectura, entré en contacto con el aluminio compuesto, un material de gran calidad, utilizado en la construcción de vanguardia. Me percaté de que había muchos recortes que se descartaban por su tamaño, y pensé algún día, hacer algo con ellos. Hoy, este disparador se transformó en el pilar fundamental de BLACKÑANDÚ.

A  fines del año 2015,  me propuse incorporar todas las herramientas aprendidas hasta el momento y desarrollar algo diferente a lo que había en el rubro y una mañana de café, mediante un Brainstorming de ideas, casi como un juego, surgió BLACKÑANDÚ y su nombre se debe a la combinación de los dos materiales que componen mis productos: BLACK  representa el aluminio, lo sofisticado, lo internacional, y ÑANDÚ representa lo rústico, lo noble, lo nacional, el cuero.

¿Cuántas personas trabajan y cuál es tu rol?

Mi rol, es un poquito de todos los roles que se cumplen en un emprendimiento. Me encargo del diseño integral de toda la marca, desde su inicio, creando el logo, diseñando todos los productos, las etiquetas, hasta el packaging.

También hago las fotos (soy una apasionada de la fotografía,) e incluso en muchas fotos soy quien muestra el producto.

También realizó las compras de todos los insumos. Desde los herrajes, hasta la compra del cuero en las curtiembres. Con algunos proveedores ya logré un buen vínculo en el tiempo, y me facilitan el envío directamente al taller.

En la parte contable tengo un contador que me resuelve situaciones puntuales. También manejo las redes sociales de la marca, que hoy son el nexo fundamental con el cliente.

Con respecto a la producción:

El 100% de los productos de Blackñandu son realizados en un pequeño taller que monté en mi casa, y la mayoría de ellos los confecciono yo de manera artesanal.  Toda la producción está realizada bajo los valores  del “SLOW MADE” y  a  través  del  rescate  de  los  oficios,  obteniendo  de  esta manera, piezas únicas. Desde  el  diseño, calculo  todo  minuciosamente,  para aprovechar el  material  al  máximo,  y  casi no generar residuos.

Cuando tengo pedidos más grandes que exceden los volúmenes de producción normal, (como regalos corporativos), o eventos especiales, terciarizo algunas partes y luego las ensamblo.

Además para estas circunstancias, cuento con la ayuda incondicional, de mi hermano Julián, que me acompaña a todos los eventos de diseño.

¿Qué te motiva a usar insumos recuperados y de bajo impacto ambiental?

Desde muy Pequeña ya me gustaba desarmar cajas de envases, frascos y otros empaques y de forma intuitiva, transformarlos en juguetes, como casas de muñecas o juegos de mesa.

Volviendo a esa esencia de la infancia, durante mis estudios en la universidad, me interesé por el eco diseño que en ese momento alrededor del 2008, 2009, aún no tenía el auge que en este momento tiene, e investigué sobre el tema, llegando a desarrollar algunas pruebas y prototipos de pequeños objetos realizados con descartes

Hoy en día creo que es fundamental tomar conciencia de nuestros modos de consumo, informarnos sobre la procedencia de los mismos, y como desafío, generar productos que se inserten dentro una economía circular.

 ¿Cómo es el proceso de recuperación de aluminio?

El proceso de recuperación consiste en retirar los recortes de las obras donde usan este material (en su mayoría provenientes del estudio de arquitectura en el que trabajaba antes) Luego los preselecciono, teniendo en cuenta si tienen alguna abolladura o rayadura, lo modulo para no tener casi desperdicio , lo corto, le hago el facetado ,que se puede ver en el producto final  y finalmente lo fusiono con el cuero .

Hoy el aluminio se transformó en el material principal de mis productos y a su vez en el diferencial, y el que rige todo el emprendimiento, pensando en diseños integrales que reduzcan el impacto negativo en el medio ambiente.

¿Qué productos están elaborando? ¿Cómo surge el modelo VAN DER ROHE?

Primero comencé haciendo algunos accesorios pequeños con cuero, al que estaba muy vinculada por mi mamá que hacía zapatos con una amiga en Rauch. Además, mi tesis de la facultad, (sin saber que luego me dedicaría a esto) versó sobre cómo el cuero generó identidad en el diseño de autor de Argentina, a través de los años. A la par venía desarrollando algunos prototipos de mochilas de aluminio (pensadas en un inicio para ciclistas urbanos), pero como eran demasiado rígidas, le incorporé el cuero a las partes en contacto con el cuerpo y el aluminio lo dejé en las partes que requerían estructura y firmeza. Finalmente, y luego de muchos intentos fallidos, El primer modelo vendible fue el llamado Van der Rohe, inspirado en el “padre” del minimalismo, donde logré la fusión equilibrada entre ambos materiales.

Hoy cuento con una línea completa de productos que van desde pequeños trasteros, billeteras, porta documentos, porta notebooks, maletines, carteras, hasta mochilas y bolsos, todos UNISEX.

 ¿Exportan? ¿Si no lo hacen aún, está en los planes? 

Aún no exportamos pero ya hemos realizado varios envíos al exterior, principalmente a Europa.

De hecho, mis primeros clientes fueron extranjeros de Francia, Turquía, Alemania, y Estados Unidos, que compraron los primeros productos que confeccione como estuches de lentes, porta pasaportes porta notebook, realizados en cuero, y las primeras mochilas en aluminio.

Nuestros productos tienen muy buena recepción en el público extranjero, entonces tenemos con objetivo próximo poder exportar.

¿Cómo adaptas la empresa ante la crisis?

Emprender en un país como Argentina, donde los vaivenes económicos son la normalidad, a veces se hace cuesta arriba.

Casi el 100% de los materiales con los que trabajo, rigen su valor a través del dólar, como el cuero vacuno, por lo que en el último tiempo, está volatilidad económica dificulta poder armar un plan a largo plazo y establecer un costos fijos para el producto final.

También hay algunas complicaciones en el aspecto internacional.: Nuestros productos tienen muy buena recepción en el público extranjero, y queremos poder llevar los mismos fuera del país, pero las condiciones de exportación para los pequeños productores aún son precarias.

Igualmente y a pesar de estas condiciones, como todo emprendedor, tengo confianza y sigo apostando a desarrollar mi actividad en este hermoso país.

¿Llegaste a donde querías llegar? ¿En qué momento estás de tu trabajo profesional? ¿Y adonde apuntas?

Emprender y desarrollar una empresa propia implica un enorme desafío. Desde el inicio de BLACKÑANDÚ, he atravesado un universo de situaciones que me han hecho crecer no solo en el aspecto profesional sino como persona.

Haciendo retrospectiva creo que el crecimiento y el aprendizaje, supera ampliamente mis expectativas: He logrado desarrollar una línea completa de productos desde cero, construido una identidad de marca, establecido una red sólida de proveedores y colaboradores. He participado de numerosos eventos de diseño y sido galardonada con algunos premios como la “etiqueta CMD” o el “Sello del Buen Diseño Argentino”.

En este momento, en medio de una situación mundial muy compleja que nos toca atravesar a todos, y que consideró que generará cambios a nivel mundial precisamente estoy haciendo un balance general  y definiendo el rumbo para la marca.

Creo que el mundo entero va hacia la sustentabilidad, ya no creo que sea solo una palabra de moda , sino una necesidad y una responsabilidad de todos, de transformar nuestros viejos hábitos aprendidos durante la era industrial y de consumo , por nuevos modos de vivir, de forma más consciente y amigable con nuestro entorno.

Y como diseñadora y emprendedora, esa responsabilidad es aún mayor, y el desafío es ser cada día un poquito más sustentable. Considero que aún me queda un largo recorrido y espero que BLACKÑANDÚ vaya mutando y transformándose en ese camino.

El desafío es grande. Implica tomar conciencia constantemente del modo en que hacemos las cosas, y esa toma de conciencia hace que me replantee cada movimiento o cambio en pos de mejorar y aportar algo positivo a la sociedad

Se que aún queda mucho por hacer, y eso es lo que me motiva cada día a seguir apostando a este proyecto ,que comenzó solo con una idea y hoy es una grata realidad.

¿Dónde pueden encontrar tus productos?

En redes sociales:

FACEBOOK:https://www.facebook.com/blacknandu/

INSTAGRAM:https://www.instagram.com/blacknandu/

Vía telefónica: 011 15 5719-8750

Vía WhatsApp: +54 9 11 57198750

En el caso de Rauch, todos los envíos son gratuitos.

Más de Blackñandú

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here