Así se vivió la superluna de sangre en Rauch

El eclipse lunar de éste domingo generó las expectativas del caso y así cautivó a decenas de miles de personas en todo el país. En las ciudades turísticas la gente se quedó hasta la madrugada para observar el fenómeno. Nuestra ciudad no quedó al margen y los vecinos captaron con sus máquinas fotográficas los colores que la luna mostró durante el eclipse. Todo comenzó antes de la medianoche del domingo. Primero con el inicio del camino de transformación. La luna grande, blanca y brillante se fue oscureciendo hasta finalmente llegar al rojo.

«Cuando hay un eclipse lunar la Tierra se interpone entre el Sol y la Luna, por lo que esta última entra en el cono de sombra de la Tierra. Eso hace que la luz del Sol llegue al satélite natural atravesando la atmósfera terrestre, lo que produce una dispersión y por eso la Luna se verá rojiza», detallaron los especialistas al referirse al tema.

Es por eso que este tipo de eclipses se conocen como «luna de sangre». Pero lo cierto es que la Luna adquiere una tonalidad rojiza porque la atmósfera terrestre filtra todos los componentes de la luz blanca solar y la luz roja es la única que llega al satélite.

Las imágenes en la ciudad no se hicieron esperar y las redes sociales fue el lugar para compartir la experiencia propia de cada aficionado.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.