Al caso de los “motochorros” se sumaron dos hechos más de inseguridad que no prosperaron

Un hecho de inseguridad ocurrido hace algunos días alertó a la comunidad. Fue cuando dos sujetos a bordo de una motocicleta sorprendieron a una mujer, que cerca de las 22 horas caminaba por calle Olavarría, casi Colón. Uno de los ocupantes de la moto descendió del rodado y la atacó sin exhibir arma de fuego y la asaltó. El hecho duró segundos pero le fue suficiente al ladrón para quedarse con el poco dinero que la mujer tenía en el interior de una cartera. El hecho generó preocupación. La investigación no arrojó avances y es probable que no se sepa más del caso.

Está claro que ese tipo de maniobras delictivas no son habituales en una ciudad como la nuestra. Algunos entendieron que se trató de un caso aislado. Aunque se sumaron otros dos hechos –que no fueron denunciados- y que pusieron en alerta a un sector de la población.

Uno de ellos se registró días después del primer episodio, cuando un grupo de jóvenes se encontraban en Plaza Mitre, frente al Palacio Municipal. Según el relato de las víctimas, el grupo –no más de 5 chicos- fue abordado por dos motociclistas: no hubo robo, aunque los menores le contaron a LA NUEVA VERDAD DE RAUCH que “uno de ellos exhibía en un bolsillo un arma de fuego”. El caso no pasó a mayores, aunque generó temor entre las víctimas. “Las motos nos encararon, pero pudimos escapar” contó uno de los chicos de 14 años.

Un día antes, contó una vecina, una mujer amiga que caminaba por calle Las Heras casi Mitre fue abordada por dos jovencitos. Uno se movilizaba en bicicleta. El otro de a pie. El hecho se registró cerca de las 22. “La amenazaron verbalmente. Le quisieron robar la cartera. La mujer les hizo frente y el robo no prosperó”, contó la mujer a LA NUEVA VERDAD DE RAUCH. “Los chicos estaban bastante pasaditos”, agregó. La víctima “no quiso hacer la denuncia” por el caso.

Tres hechos en menos de una semana. Es importante estar atentos ante una modalidad que abunda en las grandes ciudades, pero que viene a romper con la tranquilidad de una ciudad que tiene otros valores.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.