Además de Policías, se implementó el “toque de sirena” para que nadie circule en las calles

En medio de las diferentes acciones tendientes y en el marco de las restricciones ante la pandemia mundial del virus covid-19, agentes de la Policía Comunal volvió a las clásicas “barridas” a las 20 en las calles de la ciudad. Como si fuera poco, y para advertir a la población, se le suma un “toque de sirena” con el fin de lograr un mayor impacto del acatamiento de la cuarentena.

Esta nueva acción se realiza desde este jueves y seguirá por los próximos días. El anuncio fue efectuado ayer por el intendente Maximiliano Suescun dentro de las acciones tendientes a impulsar la menos presencia posible de vecinos en las calles.

La medida se extenderá durante el periodo que dure el aislamiento social preventivo y obligatorio decretado a nivel nacional.

Por otro lado, la Policía continúa realizando controles en los distintos accesos y rutas para garantizar el cumplimiento de la cuarentena. Asimismo “barrerá” las avenidas a fin de garantizar el mínimo tránsito posible. Quienes circulen -dijo el comisario Reinaldo Fernández- deberá hacerlo con un permiso válido.

Cabe destacar que quien lo haga sin autorización será notificado de la formación de una causa de instancia penal. Por el incumplimiento del aislamiento en Rauch se iniciaron más d 150 causas en menos de 60 días. Este delito -con injerencia de la Justicia Federal- contempla una pena de 6 meses a 2 años de prisión, según lo estipulado en el artículo 205 del Código Penal, y puede ser en suspenso o no, dependiendo de si la persona cuenta con antecedentes policiales.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here