8M: Por qué se realiza el Paro Internacional de Mujeres

Este viernes 8 de marzo, en el Día Internacional de la Mujer, agrupaciones feministas de todo el país convocaron a plegarse al Paro Internacional de Mujeres. Es decir, que las mujeres no sólo se movilicen en reclamo de sus derechos, sino que también dejen de trabajar por el día para hacer notar el peso de su ausencia. «Si las mujeres paran, se para el mundo», fue el slogan que acompañó convocatorias anteriores.

Al igual que otros años, se esperan manifestaciones en todas las provincias con la participación de agrupaciones feministas locales y nacionales, partidos políticos y distintas organizaciones sociales.

EN RAUCH, UNA INTERVENCIÓN ARTÍSTICA

En el marco del 8M y dentro de lo que serán las actividades previstas para este viernes dentro del Paro Internacional de Mujeres, se concretará esta tarde a las 19 horas una intervención artística. La concentración –según se informó- será en la esquina de avenida San Martín y la calle Bolívar. El evento es organizado por la asamblea feminista local.

LA CONVOCATORIA PARA CAPITAL FEDERAL

En la Ciudad de Buenos Aires, en tanto, la convocatoria es a partir de las 15 horas en Plaza de Mayo, para marchar hasta el Congreso Nacional y concentrar allí desde las 17 «como acción concreta y colectiva mundial de rechazo hacia el acoso, las violaciones grupales, los lesbicidios, femicidios, transfemicidios y todas las formas de explotación y de violencia ejercidas sobre las mujeres, lesbianas, travestis y trans».

En las semanas anteriores a la fecha se realizaron asambleas para discutir las claves del paro y tanto el colectivo Ni Una Menos como la Campaña Nacional por el Aborto Legal, Seguro y Gratuito convocaron junto a otras organizaciones feministas a un acampe frente a Casa Rosada los tres días previos.

UN PLAN DE LUCHA QUE SE REPITE

En esta edición, al igual que el año pasado, además de la histórica exigencia de políticas públicas para prevenir la violencia de género –en lo que va de 2019 se registraron 45 femicidios en el país, según la ONG Mumala-, sigue firme el reclamo que, a través de los pañuelos de la Campaña por el Derecho al Aborto, tiñó de verde las últimas protestas feministas.

La reivindicación se repite porque, a pesar de que el proyecto de ley que había sido aprobado por Diputados luego fue rechazado en el Senado, las integrantes de la Campaña van a volver a presentar una reescritura del proyecto a comienzos de abril.

Además, los casos de dos niñas de 12 y 11 años embarazadas a partir de abusos -en Jujuy y Tucumán respectivamente- que debieron parir a pesar de que habían solicitado la interrupción voluntaria del embarazo, también avivaron el debate de cara al 8M, bajo la consigna #NiñasNoMadres.

También se reitera el reclamo por las desigualdades económicas entre hombres y mujeres, «la implementación efectiva de la Ley de Educación Sexual Integral en todo el país», la reivindicación del colectivo LGBTI y «la eliminación de todas las formas de violencia cis heteropatriarcal», pero se suma la demanda (que a partir del año pasado se simboliza con los pañuelos naranjas) de «la inmediata separación de la Iglesia del Estado».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.